Blog

¿Cómo elegir la constructora ideal para mi casa?

Sin duda, la elección de la constructora que va a hacer la obra de la casa de tus sueños es uno de las gestiones que causan mayor inquietud a quién está pensando hacer una casa o reformar la que ya tiene.

Lo primero que tienes que hacer es evitar la tentación de buscar constructoras a las que preguntar directamente cuánto te cobrarían por hacer la obra que estás pensando.

Es normal que estés deseando que te den una cifra cuanto antes, pero salvo que la obra sea muy, pero muy sencilla, volviendo al ejemplo que hemos usado otras veces, lo que dirás a la constructora es como si entrases en un concesionario y preguntases por cuánto vale un coche de cuatro ruedas en el que quepan 5 personas.

Para elegir a la constructora de la forma más segura posible, es imprescindible que compares en igualdad de condiciones y para ello todas tienen que valorar exactamente lo mismo.

Para que puedan hacerlo es necesario que tengas un proyecto que:

  • Defina claramente las obras a realizar
  • Tenga unas mediciones que definan todas las partidas en las que se pueden descomponer las obras y permita a las distintas empresas valorar de forma clara y transparente cada una de ellas
  • Compruebe y justifique, en su caso, toda la normativa que la obra que quieres hacer tiene que cumplir.

Te sorprenderá la cantidad de veces que me he encontrado que una obra realizada con la mejor voluntad no podía ser legalizada porque no cumplía la normativa. O que me encargaban un proyecto para tramitar los permisos de obra que había contratado un promotor a una constructora, y para cumplir las distintas normativas, había que cambiar el presupuesto (normalmente al alza) con el lógico malestar del propietario.

Una vez tengas el proyecto, con unas mediciones desglosadas por partidas y estés seguro que las obras se adecúan a la normativa ya puedes buscar constructora.

Envía a las distintas empresas el proyecto y asegúrate que todas valoren ese proyecto, poniendo precio unitario a cada una de las partidas.

Así, además de tener el precio total, podrás tener los precios parciales para poder comparar y ver si hay posibles errores en la oferta.

Es muy probable que las distintas constructoras quieran proponer cambios, mejoras o alternativas para mejorar o abaratar la oferta. Está muy bien, pero siempre como añadidura a entregar el proyecto completamente valorado por partidas, ya que no olvides que el objetivo es comparar en igualdad de condiciones.

Mi consejo es que pidas entre 3 y 5 presupuestos.

Y ten en mente que la licitación no puede ser únicamente una subasta a la baja. Además del precio más bajo, ¿en que otras cosas importantes tienes que fijarte?

1- Forma de pago:  Si la obra va a ser una reforma y la empresa es pequeña, puede ser normal una señal previa. Pero salvo éste caso, o si vas a hacer una vivienda prefabricada, los pagos deberán ser contra certificación de obra. Es decir, la empresa constructora acepta que cobrará mensualmente el porcentaje de obra que la dirección facultativa estime que está correctamente ejecutada.

Si la empresa constructora solicita pagos por adelantado importantes, propone unos cómodos pagos mensuales dividiendo el importe  total de la obra en los meses que va a durar, o cualquier otra que no suponga que la dirección facultativa controle que cobre por lo que ha ejecutado, desconfía!

2-  Volumen y experiencia: Comprueba que la obra que quieres hacer encaja con la tipología y el tamaño de obra que la empresa a la que quieras contratar ha estado haciendo recientemente.

3- A todos nos gusta encontrar chollos pero el valor de las obras, si todas las empresas valoran lo mismo, deberían estar en una horquilla bastante ajustada. Si alguna hace una oferta mucho más barata que el resto, desconfía.

4- En construcción el tiempo es dinero, así que incluye entre tus criterios de selección el plazo comprometido para hacer la obra y muy importante, las penalizaciones en caso de que no se cumplan.

En definitiva, elegir la empresa constructora tiene que ser más que elegir sobre el papel la que te de el precio más económico.

Entrevístate en persona con cada una de ellas, a ser posible acompañado por el arquitecto, que podrá hacer preguntas más técnicas.

Déjate asesorar por él, pero la decisión de la elección de la constructora debe ser siempre tuya.

Como dije en el post sobre lo que hacemos los arquitectos, no pasa nada porque el arquitecto y la constructora se conozcan y tengan buenas relaciones, pero debes estar seguro que la relación no va más allá y el arquitecto no va a tener conflicto de intereses a la hora de ser exigente con la constructora

Como siempre, si estás en éste proceso y tienes alguna consulta, no dudes en escribirme y estaré encantado de ayudarte en lo que pueda.

¿CONSTRUIMOS?

Ponte en contacto con nosotros para obetenre más información o para que podamos asesorarte

DDAU@DDAUarquitectos.com
C/Perales nº 22 bis, planta baja

Pinto 28320 MADRID
+34 916 924 988

7 + 15 =