Blog

¿Qué hacemos los arquitectos?

¿Cuánto costaría hacerme una casa? ¿Hay alguna forma para que pueda ahorrar en calefacción? ¿Qué es eso del IEE que nos pide el ayuntamiento? ¿Me van a obligar a contratar un arquitecto para reformar la cocina?
Mi nombre es Jorge Blanco, soy uno de los arquitectos del estudio DDAU Arquitectos  y éstas son algunas de las preguntas que más veces me han hecho clientes y conocidos. Para responderlas, para dar consejos a quién que esté pensando hacerse una casa o reformarla, o simplemente si te interese la arquitectura y la construcción, más allá de los arquitectos famosos o proyectos estrella, he decidido abrir éste canal con el objetivo de convertirme en TU ARQUITECTO DE CABECERA. Para el primer vídeo de éste canal empezaré por aclarar qué hacemos exactamente los arquitectos y qué no en el proceso de construcción. Así tendrás más claro que puedes pedir y que no a vuestro arquitecto. Muchas veces,  durante el proceso de diseño la conversación con el cliente ha llegado a un punto en el que me dice:
  • Jorge, me gusta la propuesta, pero me gustaría que el salón fuese más grande, tener más ventanas o mejorar la instalación de domótica. Pero con lo que me has dicho que me cuesta ya la casa, ¡eso me lo regalas! ¿verdad?
Evidentemente esto es una exageración, pero tanto en obra nueva como en reforma, algunos clientes han sentido que podían pedirme añadir mejoras en su proyecto por el mismo precio de construcción. Una casa es algo que cuesta mucho dinero, y en un volumen tan grande no me costaría mucho incluir algo de regalo ¿no? ¿No es frecuente que nos regalen el chupito después de comer en un restaurante? Lo que ocurre es que detrás de ese comentario hay un desconocimiento sobre la función del arquitecto en una obra. A algunos les va a sorprender, pero El ARQUITECTO NO ES quien dice cuánto cuesta. Y para entender esto hay que tener claro cuáles son las distintas figuras que intervienen en una obra. En el proceso de construcción, simplificando mucho, hay cuatro agentes. –El promotor: Es el que pone el dinero. –El proyectista: Que a partir de las necesidades del promotor define la obra que hay que hacer –El constructor: Que es el que ejecuta la obra. – Y La dirección facultativa:  Que se encarga de supervisar que la obra que está haciendo el constructor se adecúe a la descripción del proyecto y a las normativas que sean de aplicación. Estos agentes se dan desde la obra más pequeña a la más grande, y alguien puede ser varias cosas a la vez. Si estás pensando en un hacerte una casa, en tu caso,  tienes que tener claro que los agentes son: El promotor: TU, en eso seguro que no tienes ninguna duda El proyectista : Un arquitecto. En otros vídeos ya hablaremos de las distintas fases en las que se hará el proyecto, pero de momento quédate con que el arquitecto al final te entregará un documento que tiene que definir perfectamente el edificio que se va a construir. Por supuesto las dimensiones, pero también los materiales, con su calidad y cantidad, y sus condiciones de instalación.
  • Aunque hora ya se tramita todo digitalmente, éste es uno de los últimos proyectos de vivienda unifamiliar que imprimimos para la tramitación de los permisos en papel. Para que te hagas una idea del volumen de información del que hablamos
El constructor: La empresa que haga la oferta más ventajosa al promotor (a ti)
  • Otro día hablaremos de cómo hacer ésta selección de la mejor manera posible, pero de momento quédate que será la empresa que, tras estudiar el proyecto del arquitecto, haga la mejor oferta para hacer lo que está definido en éste manual de montaje tamaño king sice.
La dirección facultativa: Aquí en España, deberá estar formada, al menos por un arquitecto, que será el director de obra, y un arquitecto técnico, que será el director de ejecución de obra. Como hemos indicando antes, somos responsables de supervisar el trabajo que realiza la empresa constructora y  de aceptar o rechazar lo que haya ejecutado. Al entender lo que hace cada uno de los agentes, ya podremos saber que se puede pedir a cada uno. Volviendo al comentario que había empezado sobre la domótica de regalo, ya has visto que el arquitecto define la obra. También que puede dar una estimación de su coste de acuerdo al mercado o a su experiencia. Pero el precio lo pondrá la situación de mercado, la competencia disponible, y en último término el constructor que haya contratado  el promotor. También, y no me cansaré de insistir en esto, podemos entender  la importancia de mantener la independencia entre el constructor y la dirección facultativa. Esto viene a cuento, porque me he encontrado casos en los que una empresa constructora, ha ofrecido al promotor “regalar” al arquitecto, incluirlo en el precio de la obra o cualquier otra fórmula que haga sentir al promotor que le ahorra el gasto que supone el arquitecto. Los  honorarios de proyecto y dirección de obra estarán en torno al 8-9% del presupuesto de la obra, es una propuesta que puede sonar bien al promotor. Esto en una vivienda de tamaño medio, puede ser una cifra que se mueve entre 25 y 30.000€ Si alguna vez te hacen esa propuesta, mi consejo es que desconfíes. Nadie te va a regalar 30.000€ salvo que espere ganar mucho más. Nuestro trabajo  es supervisar lo que hace el constructor, exigirle que la calidad de la obra sea la contratada, y que se cumpla toda la normativa. Es muy poco probable que un técnico se enfrente o tome decisiones que le cuesten dinero a la empresa que paga su sueldo a fin de mes. Todos sabemos que las obras tienen imprevistos, pueden surgir necesidades reales, o no tanto, de ampliar la obra prevista. En esos casos, nuestro trabajo será asegurarnos que realmente es necesario ejecutar eso que no estaba previsto, y por supuesto, que el precio por el que pague el promotor (que pagues tu) se haga conforme a los precios previstos de proyecto o dentro de precios de mercado. En una obra es muy fácil hacer cambios de calidad casi imperceptibles que supongan ahorros muy superiores a los honorarios del arquitecto. Es muy fácil justificar modificaciones o incrementos muy superiores a los honorarios de proyecto y dirección de obra. Si ya tienes un arquitecto de cabecera que te ha redactado un proyecto, no pasa nada porque le preguntes si conoce algún constructor  para que pueda licitar. O si antes de hacer el proyecto ya conoces a alguna constructora que te inspira confianza, que le pidas que te recomiende algunos arquitectos. Pero fíate de tu instinto si ves que hay demasiada presión por parte de alguno de ellos para que contrates al otro, tal vez las motivaciones para ello no estén centradas en tu interés. Espero que éste primer vídeo haya sido divulgativo, que sepas mejor que hacemos los arquitectos en la obra de tu casa, y si te ha gustado, no dudes en dar al like, y  suscríbete, para estar al tanto de los siguientes videos que vaya subiendo. Por supuesto, no dudes en escribir en los comentarios cualquier duda que tengas.. Nos vemos en el próximo vídeo.

¿CONSTRUIMOS?

Ponte en contacto con nosotros para obetenre más información o para que podamos asesorarte

DDAU@DDAUarquitectos.com
C/Perales nº 22 bis, planta baja

Pinto 28320 MADRID
+34 916 924 988

3 + 12 =